sábado, 8 de septiembre de 2012

Consejos sobre falsa informacion y estafas en la busqueda de personas

Al publicar su número telefónico en los diferentes medios. no será un secreto que tiene un familiar desaparecido, debe tener cuidado con las siguientes modalidades que utilizadas aprovechando de su desesperación.

La más común: llaman diciendo que …

Al publicar su número telefónico en los diferentes medios. no será un secreto que tiene un familiar desaparecido, debe tener cuidado con las siguientes modalidades que utilizadas aprovechando de su desesperación.

La más común: llaman diciendo que tienen información sobre su familiar y que si quiere saber más, compre una tarjeta para celular y les dé la clave, porque según ellos disponen de muy pocos minutos de crédito. Dicen saber donde se encuentra la persona buscada y piden que acuda el familiar u otra persona a un lugar determinado, esto es previo acuerdo de una gratificación, dicen que sólo recibiran dicha recompensa, si es que efectivamente se trata de la persona desaparecida. Generalmente los montos no son muy altos, esto con el fin de no levantar sospechas, o para que uno se arriesgue por tratarse de poco dinero. La cita es por lo general en un sitio poco transitado, pero podría ser también en lugar con mucha gente, para evitar ponerlo en alerta y ganar su confianza, luego con engaños lo conducen a un lugar donde los delincuentes se sientan seguros para poder perpetrar el asalto, que en algunos casos puede terminar en asesinato.

En las dependencias policiales, es que le pidan dinero para combustible, o le ofrescan servicios de otra índole. No está obligado a hacer ningún tipo de pago para que acepten su denuncia, tienen la obligación de atenderlo. Haga valer sus derechos.

Le dicen que su familiar se encuentra en provincia, que podrían acompañarlo en el viaje, claro está, para mostrarle el sitio donde se encuentra la persona que usted busca, logicamente usted se encargará de todos los gastos, al llegar al lugar salen con el cuento, !! aquí estaba ¡¡. El timador ya llegó a su destino, que mayormente, por extraña coincidencia es su pueblo natal. Al engañado, no le queda otra que darle las gracias y emprender el viaje de regreso, adicionalmente le piden una propina, por haber tenido que dejar de hacer sus cosas, unos soles más para el hotel, y como si fuera poco, el pasaje de regreso.

Recibe una llamada telefónica y le piden que haga un depósito en el banco, luego de que le han contado una historia completa, le piden sólo unos 50, 100 ó 200 soles, manifestando que serán suficientes para tomar un taxi, y poder recoger a su familiar, que según ellos se encuentra en una zona sumamente peligrosa, ya sea del Callao, El Agustino o en un fumadero de pasta básica, con todos estos argumentos lo convencen, y como no es un dineral, mano al bolsillo y frito pescadito. Por lo general es una cuenta bancaria de la que tienen la tarjeta y la clave, sin que necesariamente el estafador sea el titular, una vez depositado dicho monto, no volverá a saber de ellos, ni de sus billetes.

No hay comentarios: